Tag Archives: Connected Beings

¿Quieres sumergirte en el Internet de las cosas? Ven a vivir Connected Beings

Connected Beings; así se llama la nueva exposición que presenta hoy el Mobile World Centre y que se podrá visitar hasta el mes de julio. Una muestra que celebra el nuevo ciclo de conexión constante en el que vivimos inmersos y en el que la tecnología móvil es, sin duda, la protagonista.

La exposición pretende colocar donde se merece el potencial de la conectividad aplicado a la rutina de las personas, las ciudades, los hogares y el transporte, poniendo en valor lo que se ha denominado el Internet de las cosas. Y es que vamos por el camino de conectar todo aquello que nos rodea y nos es de utilidad, transformando nuestras vidas con el objetivo de hacerlas más fáciles. Para hacerlo patente, la muestra nos presenta un recorrido a través de los usos actuales y futuros de la conectividad aplicados al día a día a través de seis instalaciones:

Para empezar, podemos hablar de ‘Connecting the Dots’, una instalación que reproduce el viaje máquina a máquina que se da trillones de veces cada día entre los millones de dispositivos conectados del planeta.

También se cuenta con una instalación interactiva, la ‘Iotorama’, que nos ayuda a entender de forma lúdica qué es el Internet de las cosas y hace que nos cuestionemos la manera con que estamos diseñando el mundo futuro a través de seis pantallas y un experimento web que conecta formas geométricas como si unas fueran objetos, las otras datos y las otras la función para la cual los objetos fueron diseñados.

Podemos ver también la instalación que nos permitirá entender cómo nosotros, como individuos, podemos crear un entorno donde los objetos cotidianos interactuen con las personas. Se llama ‘Materiales conectados’ y se divide en tres partes: Los sonidos de la ciudad, donde el visitante puede oir la música que generan las diferentes partes de Barcelona tocando las zonas de un mapa impreso con tinta conductora que permite diseñar circuitos eléctricos sobre papel. La música en el aire, donde el visitante puede crear música con un arpa de colores provista con nanosensores que activan los diferentes sonidos detectando la diferencia de la temperatura ambiente y la de la mano del usuario cuando éste la acerca a la superficie del instrumento. Y la cortina de colores, de fibra óptica y LEDs, que con una aplicación para tablets o teléfonos inteligentes, cambia de color y transforma el ambiente de la sala.

Una maqueta de ciudad en LEGO, la ‘Ciudad conectada’, que incorpora sensores propios de una ciudad inteligente y muestra como la tecnología usada para el Internet de las Cosas mejora los servicios y la calidad de vida del ciudadano.

En esta exposición también se abre un diálogo y declaraciones de un grupo de personas que comparten con el público su forma de ver y vivir el mundo que crece imparable del Internet de las cosas. Esta situación se da en el ‘Facing Connectivity’ donde aparecen tres bustos interactivos de visionarios y uno de una niña.

Y finalmente, el Jardí.net, que nos abre paso a un patio interior con sensores y dispositivos que permiten que las plantas vivan automáticamente, detectando los niveles de humedad y luminosidad que requieren para crecer.

Todo ello acompañado de una selección audiovisual con contenido interactivo, con el objetivo de que el visitante se adentre de lleno en el mundo del Internet de las cosas, facilitando la comprensión y promoviendo el gran valor y potencialidad con la que cuenta.