Tag Archives: digitalización

Telefónica celebra en Castellón una jornada sobre Transformación Digital

  • En la jornada “FlexWeeks” los empresarios castellonenses han conocido las funcionalidades que Telefónica ofrece para digitalizar sus procesos, presentando tres novedades en servicios para empresas 

Telefónica ha reunido hoy en Castellón a medio centenar de directivos y profesionales de empresas de diferentes sectores en la jornada FlexWeeks, en las que ha compartido la últimas innovaciones y funcionalidades para digitalizar los negocios. En este encuentro, Telefónica ha mostrado todas las fases de la digitalización: desde las comunicaciones hasta los servicios cloud (en la nube), pasando por la conectividad, entre otros.

Esta iniciativa se enmarca en el plan de transformación digital Living Cloud, en el que Telefónica trabaja desde hace tres años y cuya finalidad es ayudar a las compañías a adaptarse al contexto actual del mercado, bajo un modelo de transformación basado en la nube. Living Cloud se sustenta en tres pilares: Conectividad Cloud, Procesos Cloud y Digital WorkPlace, que se complementan con las soluciones más avanzadas a nivel de omnicanalidad, marketing digital y big data, siendo la seguridad un elemento fundamental en todos los servicios.

En la jornada FlexWeeks los empresarios castellonenses han presenciado demostraciones y explicaciones de las propuestas más innovadoras de la compañía en el ámbito de la transformación digital de la empresa centradas en tres servicios: FlexWAN, FlexUSER y Broker-Multicloud.

FlexWAN, un servicio para acelerar la implantación y el uso de aplicaciones a través de una conexión segura, y simplificar la implementación en las empresas de la tecnología WAN, que permite la interconexión de las sedes de las empresas y sus redes locales a través del Núcleo de Red de Telefónica. Con FlexWAN no se requieren inversiones en infraestructuras y su evolución y compatibilidad con las diferentes soluciones del mercado están garantizadas. Este servicio incrementa la experiencia de usuario y responde a las necesidades del negocio en cuanto a conectividad con un uso más eficiente de los datos.

Con el servicio FlexUSER se simplifica la comunicación y la colaboración entre las empresas para dar respuesta a las necesidades de los nuevos entornos de trabajo digitales. FlexUSER se basa en un entorno de trabajo unificado para cada usuario, con un único número para poder identificarse y trasladar el puesto de trabajo al dispositivo que el trabajador precise en cada momento, facilitando así su movilidad. Este servicio ofrece como ventajas la simplificación de los contratos de comunicaciones fijas y móviles, facilita el control del gasto, flexibilidad de evolución entre entornos fijo y móvil, y la existencia de usuarios convergentes y el uso de herramientas de colaboración.

El Broker-Multicloud se basa en un único portal para tener la capacidad de gestionar de forma simple diferentes soluciones de Cloud Pública del mercado. Este servicio simplifica los entornos en la nube, combinando distintas nubes públicas y privadas para ofrecer ventajas a la hora de conseguir una gestión y administración centralizada. Con la estrategia MultiCloud, Telefónica propone a las empresas de Castellón trabajar con un único proveedor que permita elegir la mejor tecnología para cada proceso de negocio, pero sin asumir la complejidad de los entornos multitecnológicos y permitiendo las comunicaciones privadas con los diferentes proveedores de cloud pública. Ejemplo de ello es la propuesta conjunta de Telefónica y Amazon Web Services (AWS), que pone a disposición de los clientes de Telefónica servicios que van desde la Cloud Privada hasta la nube pública de AWS.

Telefónica recupera en Catalunya 1.250 toneladas de materiales y equipos obsoletos

  • Estos materiales y equipos obsoletos están compuestos fundamentalmente por cables originados en el proceso de transformación de la red a fibra óptica
  • Telefónica está digitalizando la gestión de sus residuos en Europa y Latinoamérica con una herramienta pionera denominada GReTel (Gestión de Residuos de Telefónica)
  • A nivel global, Telefónica ha reutilizado casi 5 millones de dispositivos (teléfonos, routers y descodificadores principalmente) fomentando así la economía circular

Telefónica ha conseguido en un año y medio recuperar 1.250 toneladas de materiales y equipos obsoletos en Catalunya. De ellos, algo más de la mitad -679 toneladas- corresponden a cables originados en el proceso de transformación y digitalización de su red con fibra óptica. Gracias a la recuperación de cables y otros residuos en España, Telefónica ha logrado más de 13 millones de euros.

El objetivo es fomentar algunos principios de la economía circular (Reducir, Reutilizar, Reparar y Reciclar) como nueva forma de entender la economía, enfocada en mejorar la eficiencia en el uso de recursos, disminuir la dependencia de materias primas y mitigar el cambio climático.

El 97% de los residuos generados por Telefónica a nivel mundial son reciclados

El año pasado la compañía generó en todo el mundo 26.295 toneladas de residuos, un 4% menos que el año anterior, y destinó a reciclaje el 97%.

En 2018, Telefónica recogió más de 800.000 móviles y facilitó la reutilización de dispositivos a través del leasing o venta de segunda mano en algunos de sus mercados. Igualmente, recuperó casi 4 millones de routers y decodificadores usados.

En España, gracias a los routers reutilizados en un año, la empresa evita la emisión de más de 7.300 toneladas de Co2 y la energía que consumen 886 casas. Esto es posible gracias a la colaboración de los clientes, que llevan a las tiendas Movistar sus aparatos antiguos, y la involucración de los proveedores.

En cuanto al reciclaje, el año pasado recicló, sólo en este país, más de 10.000 toneladas de residuos, el equivalente al peso de la torre Eiffel. Además, respecto a la basura electrónica, la compañía recicló más de 1.900 toneladas, el equivalente al peso de 197 elefantes.

Donaciones de equipos a escuelas, fundaciones y ONGs

En algunos países Telefónica dona equipos informáticos a escuelas, ONGs y fundaciones, donando un total de 7.000 dispositivos aproximadamente.

Los residuos electrónicos contienen minerales susceptibles de ser recuperados, pero también materiales contaminantes si no se tratan de forma adecuada. La solución debe afrontarse desde la responsabilidad compartida por todos los actores implicados.

Desde 2017 Telefónica utiliza GreTel, la plataforma digital para la gestión de sus residuos que mejora la trazabilidad y aprovecha todas las oportunidades ligadas a la economía circular. GreTel permite a Telefónica involucrar a sus proveedores para mejorar su propio sistema de gestión de residuos en cada país y adaptarse a las necesidades regulatorias locales. Para Telefónica, los suministradores son aliados esenciales en la transición hacia una economía más sostenible.

Telefónica recupera en Baleares 372 toneladas de materiales y equipos obsoletos

  • Estos materiales y equipos obsoletos están compuestos fundamentalmente por cables originados en el proceso de transformación de la red a fibra óptica
  • Telefónica está digitalizando la gestión de sus residuos en Europa y Latinoamérica con una herramienta pionera denominada GReTel (Gestión de Residuos de Telefónica)
  • A nivel global, Telefónica ha reutilizado casi 5 millones de dispositivos (teléfonos, routers y descodificadores, principalmente) fomentando así la economía circular.

Telefónica ha conseguido en un año y medio recuperar 372 toneladas de materiales y equipos obsoletos en Baleares. De ellos, casi la mitad -151 toneladas- corresponden a cables originados en el proceso de transformación y digitalización de su red con fibra óptica.

El objetivo es fomentar algunos de los principios de la economía circular (Reducir, Reutilizar, Reparar y Reciclar) como nueva forma de entender la economía, enfocada en mejorar la eficiencia en el uso de recursos, disminuir la dependencia de materias primas y mitigar el cambio climático.

El 97% de los residuos generados por Telefónica a nivel mundial son reciclados

El año pasado la compañía generó en todo el mundo 26.295 toneladas de residuos, un 4% menos que el año anterior, y destinó a reciclaje el 97%.

En 2018, Telefónica recogió más de 800.000 móviles y facilitó la reutilización de dispositivos a través del leasing o venta de segunda mano en algunos de sus mercados. Igualmente, recuperó casi 4 millones de routers y descodificadores usados.

En España, gracias a los routers reutilizados en un año, la empresa evita la emisión de más de 7.300 toneladas de Co2 y la energía que consumen 886 casas. Esto es posible gracias a la colaboración de los clientes, que llevan a las tiendas Movistar sus aparatos antiguos, y la involucración de los proveedores.

En cuanto al reciclaje, el año pasado recicló, sólo en este país, más de 10.000 toneladas de residuos, el equivalente al peso de la torre Eiffel. Además, respecto a la basura electrónica, la compañía recicló más de 1.900 toneladas, el equivalente al peso de 197 elefantes.

Donaciones de equipos a escuelas, fundaciones y ONGs

En algunos países Telefónica dona equipos informáticos a escuelas, ONGs y fundaciones, donando un total de 7.000 dispositivos aproximadamente.

Los residuos electrónicos contienen minerales susceptibles de ser recuperados, pero también materiales contaminantes si no se tratan de forma adecuada. La solución debe afrontarse desde la responsabilidad compartida por todos los actores implicados.

Desde 2017 Telefónica utiliza GreTel, la plataforma digital para la gestión de sus residuos que mejora la trazabilidad y aprovecha todas las oportunidades ligadas a la economía circular. GreTel permite a Telefónica involucrar a sus proveedores para mejorar su propio sistema de gestión de residuos en cada país y adaptarse a las necesidades regulatorias locales. Para Telefónica, los suministradores son aliados esenciales en la transición hacia una economía más sostenible.

El Ayuntamiento de Vila-Real y Telefónica impulsan la digitalización de la ciudad

  • Ambas entidades han firmado un convenio de colaboración con el objetivo de promover la innovación y la modernización de los servicios públicos
  • Los cuatro pilares de actuación de este acuerdo son: Smart City, innovación en la atención al ciudadano, gestión digital del puesto de trabajo y mejora de las infraestructuras TIC
  • Bruno Vilarasau, director de Relaciones Institucionales de Telefónica, y José Benlloch, alcalde de Vila-real, han firmado esta mañana el documento que tendrá vigencia hasta final de 2019

Convertir Vila-real en referente de ciudad digitalizada. Este es el principal objetivo del convenio firmado por el Ayuntamiento de Vila-real y Telefónica con el que se comprometen a impulsar la innovación y modernización del municipio. Para sellar este compromiso, que tiene vigencia hasta finales de 2019, Bruno Vilarasau, director de Servicios Digitales y AAAPP de Telefónica, y José Benlloch, acalde de Vila-real, se han reunido esta mañana en la sala de comisiones del consistorio.

Así, con la firma de este documento ambas entidades se comprometen a desarrollar de forma conjunta una batería de actividades orientadas a mejorar la calidad de vida de los vila-realenses y la eficiencia de los servicios públicos. Para ello, se ha desarrollado un marco de actuación basado en cuatro líneas de trabajo que abarcarán la mejora de todos los servicios estratégicos municipales: Vila-real Smart City, Atención al Ciudadano, Gestión Digital del puesto de trabajo e infraestructuras TIC. En este sentido, el conjunto de las acciones que se ejecuten promoverá además la atracción de nuevas actividades económicas.

Para Benlloch, trabajar de manera conjunta con Telefónica asegura al ayuntamiento el acceso a medios técnicos concretos del ámbito de la investigación. “Como Ciudad de la Ciencia y la Innovación y presidente de la Xarxa Valenciana de Ciutats per la Innovació, contemplamos la innovación como área clave para avanzar rentabilizando las infraestructuras existentes, buscando austeridad y control de gasto, y garantizando las inversiones que sean necesarias para el futuro y para conseguirlo es importante buscar alianzas”, ha señalado Benlloch tras la firma. Por su parte, Vilarasau ha destacado que la colaboración público-privada repercute de manera muy positiva en los ciudadanos. “El trabajo conjunto permite a la empresa aplicar sus soluciones a un segmento amplio de población mientras que el Ayuntamiento accede a soluciones que no puede desarrollar por sí mismo”, ha señalado.

Actuaciones concretas

Para convertirse en una ciudad referente en Smart City, el Ayuntamiento de Vila-real y Telefónica prevén elaborar una hoja de ruta que permita integrar plataformas de gestión Smart City en el municipio al tiempo que se promueven modelos de negocio que potencien el modelo Smart. En el ámbito de mejora a la atención ciudadana, se va a trabajar en potenciar el acceso de la población a la administración electrónica y se ampliarán y mejorarán los servicios prestados al ciudadano.

En el marco de la optimización y la actualización de las infraestructuras municipales, el convenio pone el foco en buscar fórmulas que permitan modelos más sostenibles y económicos.

Para llevar a cabo este plan de acción se contará con personal y recursos tanto de Telefónica como del consistorio y, para garantizar su ejecución, una comisión de seguimiento se encargará una vez al mes de repasar las actuaciones realizadas.

No se trata de digitalizar procesos, se trata de transformar el mundo

Enrique_La_Seu

Este es el mensaje que trasladó Enrique Santiago, Director de Empresas de Telefónica Cataluña, en la Trobada Empresarial al Pirineu, las jornadas anuales de carácter económico más relevantes de Cataluña que desde hace 28 ediciones organiza el grupo de empresarios leridanos.

El objetivo, según Santiago, es un mundo sostenible con empresas que lo tienen que hacer posible implementando los valores adecuados. Si analizamos los criterios que a lo largo de los años hemos utilizado para medir el desarrollo de la sociedad, veremos que en un  primer momento se trataba del consumo de proteínas por cápita; el acceso a la carne. En época de la revolución industrial el criterio se sofisticó en el consumo de energía eléctrica; hasta hace tres años nos medíamos por el acceso a internet y, hoy en día, por el acceso a la información: el mundo gira, afortunadamente, sobre el eje del conocimiento.

Dando forma a esta realidad, el perfil del actual consumidor de una empresa tecnológica es un adolescente informado que contrasta esta información y la comparte.

Sabemos, pues, que la empresa es capaz de satisfacer las necesidades que requiere este usuario. Pero si cambiamos el prisma y hacemos introspección, ¿podemos asegurar que también satisface la de aquellos que generan la producción? En los últimos años, todas las empresas han llevado a cabo una intensiva tecnificación y digitalización de procesos; los hemos hecho más rápidos, más eficientes, nos proporcionan más control y más información. Pero, ¿nos hemos digitalizado globalmente? Es cierto que la eficiencia y digitalización de los procesos es absolutamente deseable, pero no es en ningún caso el resultado de la digitalización de le empresa.

Para aterrizar esta idea y profundizar en ella, el directivo señaló que todos utilizamos herramientas de mensajería instantánea sin habernos leído el manual del usuario que, de hecho, no sabemos –ni nos hemos preguntado- si existe. Actualizamos semanalmente la última versión de estas herramientas cambiantes para el uso de las cuales no necesitamos formación previa alguna. Utilizamos sus nuevas funcionalidades de manera intuitiva, como si se tratara de un acto orgánico, instintivo.

Seamos valientes y apliquemos hipotéticamente esta misma situación a la empresa en un cambio de versión de cualquiera de los sistemas, programas o aplicaciones que los colaboradores utilizan para desarrollar sus tareas asignadas. Para conseguir una transición exitosa de una versión a la siguiente, debemos organizar una serie de formaciones, programas para la gestión del cambio del usuario e integración de esta nueva pieza en el resto del mundo de la empresa, olvidando que el operador que debe asumir este nuevo cambio es el mismo que utiliza las tan intuitivas herramientas de mensajería instantánea.

Si ofrecemos a los clientes apps sencillas y eficaces porque sabemos que así les facilitamos la actividad diaria, ¿por qué no lo hacemos también para nuestros colaboradores y trabajadores? Estamos a punto de vivir ese momento que nos obligará a hacerlo o a ver cómo nos abandonan. Si es cierto que tenemos perfil del cliente, también lo tenemos del colaborador, que quiere trasladar su opinión a la empresa para la que trabaja y que ésta valore su aportación: quiere contribuir al cambio formando parte del engranaje y nosotros debemos ofrecerle el mundo digital con el que está profundamente familiarizado como usuario que no se ha visto nunca con la necesidad de disponer de soporte técnico alguno.

La clave de la digitalización es situar al usuario en el centro de la tecnología que utiliza para trabajar, evitando caer en la búsqueda de un modelo que únicamente contemple eficiencia energética o alta productividad, que si es cierto que nos reducirá costes, acabará por hacernos pagar otros mucho mayores.