Tag Archives: Startups

El impacto social en la emprendeduría: clave del Día Mundial de las Telecomunicaciones

dia-mundial-tic-2

Hay quien dice que Barcelona es el Silicon Valley de Europa. ¿Es eso cierto? ¿Queremos replicar el modelo? ¿O tenemos la oportunidad de construir uno nuevo donde Barcelona devenga un centro de atracción de proyectos donde tengan cabida e impacto los de ámbito social?

El Día Mundial de las Telecomunicaciones ha desvelado estas respuestas y muchas más sobre uno de los fenómenos que irrumpen con más fuerza en la actualidad económica, las famosas startups.

De la mano de los jóvenes emprendedores Elisenda Bou, CTO de Vilynx; Alejandro Ortiz, CEO de Unlimitec; Adrià Batlle, director de mVenturesBCN; y Julian Vinué, director de Wayra Barcelona, la aceleradora de startups integrada en el programa de emprendeduría Telefónica Open Future_; y moderando la participación Toni Mascaró, presidente de Barcelona Loves Entrepeneurs y director de eMascaró, el Mobile World Centre nos ha ofrecido una de las mesas redondas más interesantes para aquellos más enfocados al mundo de la emprendeduría y que no dejan la lucha para conseguir mejoras sociales en todo aquello que construimos. Parece que la sociedad aún no ha puesto un nombre concreto a estos individuos, pero cada día hay más y abren ventanas de oportunidades para un mundo, sin duda, mejor.

¿Qué se hace, desde las organizaciones más potentes, para la emprendeduría con impacto social?

Mucha gente crea proyectos para venderlos posteriormente a una gran empresa. Parece que el modelo de éxito a replicar es proyectar rápidamente y vender; o al menos este es el modus operandi más vistoso, que es el americano. A pesar de ello, las empresas top que generan valor en los EUA son personalistas, propiedad de individuos, con nombre y apellidos. Vinué es de los que cree que aquí tenemos la oportunidad de vincular estas empresas al territorio: que creen valor con patentes, con puestos de trabajo, con sueldos, con impuestos, y que transformen Barcelona y Cataluña en general en un escenario para la creación de proyectos y no en un mercado rápido.

¿Pero realmente tenemos esta oportunidad? Es necesario prestar atención al hecho de que este modelo rápido de erigir y vender es el más atractivo para los inversores, pero a lo mejor sería bueno recordar que lo realmente divertido es sin duda convertirnos en ‘desinversores’: gestionar como generamos gasto cuando por fin llega el dinero. Si somos capaces de hacerlo con cierto retorno y podemos ir ampliando los equipos, la cosa puede ser más que estimulante desde todos los patrones de participación posibles en las empresas.

Lo cierto es que recibimos emprendedores de todo el mundo; Rumanía, Holanda, Portugal, Rusia… Ninguno de los ponentes niega que Barcelona es un referente de ciudad tecnológica. Aclaran, sin embargo, que todo es cuestión de sumar esfuerzos: actualmente competimos a nivel europeo con Berlín, París o Londres, y para mantenernos debemos construir sobre nuestros activos. Somos expertos en turismo, muy mercantiles, y tenemos una cultura y una manera de hacer tan propias que nos permitirán alcanzar este valor diferenciado para dar forma a un modelo de emprendeduría social que puede distar mucho de emular ningún Silicon Valley.

Aun así, muchos de los usuarios necesarios para levantarlo se nos van. ¿O se trata sólo de una percepción?

Estamos generando o atrayendo suficiente talento para cubrir las necesidades que este nuevo ecosistema nos demanda? Julian Vinué cree que de talento hay en todas partes, pero a lo mejor olvidamos enfocar en un sector emergente que si no escuchamos puede decdir proyectarse hacia otra dirección o hasta dejar de hacerlo: los más jóvenes.

Empiezan a hacer pruebas, desarrollan apps y buscan la manera de adentrarse en un mundo que, de momento, aún no se lo pone nada fácil. A lo mejor deberíamos buscar la manera de facilitarles el camino también a ellos y abrir cuantas más posibilidades y oportunidades mejor. Se trata de un tipo de viaje tan vocacional, que nadie que lo desee debería perderse.

dia-mundial-tic

Lean Elephants; innovamos como Startups

lean-elephants

La complejidad para innovar de las grandes empresas aumenta en proporción a su volumen y consolidación en el mercado. Es por ello que han surgido nuevas metodologías de trabajo que agilizan este proceso, consiguiendo que ninguna de las ideas innovadoras que surja de un empleado (por descabellada que parezca) se quede en el tintero, sin probar su viabilidad y eficacia en el mercado.

Telefónica ha optado por el dinamismo y la rapidez para mantenerse como referente en un sector, el de las TIC, que se mueve a una velocidad estratosférica; presentando hoy soluciones a un mercado que mañana las va a dar por obsoletas.

Así es como surgió lo que en Telefónica hemos llamado “Lean Elephants”; un programa que propone lograr procesos de innovación más rápidos y eficaces dentro de la multinacional. Partimos de la premisa de que para cada 100 ideas que surgen, sólo una sobrevive. La tasa de mortalidad de un proyecto (el hecho de que no responda a una demanda real, que no resuelva una carencia actual, o que no pueda incluirse en un modelo de negocio escalable) es altísima, pero a su vez, sabemos que aproximadamente uno de cada 100 reúne estas características.

En este escenario, parece obvio que debemos destinar los menos recursos posibles a cada idea aprovechándolos al máximo, y conseguir saber en un espacio brevísimo de tiempo si la descartamos o ponemos foco en ella. Ir probando sobre la marcha, tomar la información directamente de la calle, de las necesidades que allí se reflejan, huyendo de la eterna reflexión teórica a la que nos invita la oficina. Un método basado en la innovación “lean”, que disminuye riesgos al acelerar cada etapa de validación de los proyectos.

Este programa, el Lean Elephant, es la metodología que aplican los equipos de investigación de producto en Telefónica I+D; que pasan a ser “intraemprendedores” y como tal, los únicos responsables de sus proyectos y de todas las decisiones que requieren: se trata de un cambio de mentalidad; dejan de ser los ingenieros, informáticos, economistas de gestión de la gran empresa, para ser los verdaderos CEOs de cada proyecto.

María Olano, investigadora de Product Innovation en Telefónica I+D y una de las responsables de Lean Elephants, asegura que el tiempo ganado en conseguir los primeros resultados es muchísimo si lo comparamos al requerido con la metodología tradicional, ya que ahora es necesario un poco más de un mes respecto a los cuatro meses habituales. Ello supone conocer la factibilidad del producto 2,6 veces más rápido. Además, con Lean Elephant, I+D ha aumentado en un 45% la cantidad de proyectos que se realizan en innovación, reduciendo el 48% el presupuesto invertido en cada uno.

Esta dinamización y empoderamiento por parte del empleado, cambia también esa cultura empresarial basada en actividades rutinarias, sacando a la luz un talento que de otra manera quedaría oculto, beneficiando a empleado y empresa.