Territorio

La revolución tecnológica deja la política en manos del ciudadano

La política queda en manos de los ciudadanos con la revolución tecnológica. Sin darnos cuenta, los usuarios de redes sociales, que podríamos equiparar a aquellos que antes leían el periódico y esperaban un día entero para poder actualizar información, y castigaban o premiaban con su voto a un gobierno cada cuatro años, levantan ahora movimientos en tiempo real en reacción a unas declaraciones en una rueda de prensa, por ejemplo. La inmediatez y omnipresencia de la tecnología convierte a los ciudadanos en verdaderas piezas clave de la política; acelera los procesos y dota de más transparencia la gestión pública.

Esto es lo que comentaban ayer martes 6 de julio, en una mesa redonda moderada por el director adjunto de El Periódico, Albert Sáez, destacados politólogos de nuestro país en pleno análisis del impacto de los smartphones y las tabletas en la comunicación política. El Mobile World Centre les hizo de escenario para la presentación del libro ‘Transformación Digital y móvil de la comunicación política’ de Antoni Gutiérrez-Rubí, que edita y publica Fundación Telefónica.

portada_la-transformacion-digital-y-movil-de-la-comunicacion-politica_fundacion-telefonica_201503191015

El autor, que es asesor de comunicación y consultor político en España y América Latina, y que escribe de forma habitual en diferentes medios nacionales, reflexionó sobre lo que la tecnología ha convertido en la ‘nueva política’ y qué tipo de comunicación se debe adaptar. El acceso móvil ha creado un nuevo ecosistema social donde el ciudadano pierde el tradicional rol de espectador para convertirse en actor. Los activistas más comprometidos y la gente más informada y con dotes comunicativas crean su espacio en las redes convirtiéndose en referentes. La tecnología hace aflorar el talento y aparecer centenares de nuevos actores con una fuerte influencia en la toma de decisiones política.

Esta ingente cantidad de nuevas figuras no hace más que evidenciar el hecho de que la tecnología democratiza la política, que se ve obligada a responder a la opinión pública que genera de manera ininterrumpida. La información compartida es tanta que el hecho de conectarnos nos obliga casi a crear una opinión inmediata sobre lo que pasa, en este preciso momento y en cualquier lugar del mundo, y a tomar partido porque ahora, además,  nuestra voz es escuchada y la tecnología, que carga con trending topics y ‘tendencias’, da una fuerza clave e inédita a los movimientos sociales.

En esta conversación, los presentes tuvieron el placer de escuchar a Joan Subirats, doctor en Ciencias Económicas y Catedrático de Ciencia Política e Investigador del Instituto de Gobierno y Políticas Públicas (IGOP) de la Universitat Autònoma de Barcelona. Subirats, que es un prolífico autor y referente en gobernanza, gestión pública y análisis de políticas públicas, tanto como en problemas de innovación democrática, Internet y política, aseguró que el acceso móvil no sólo es una herramienta que nos permite gestionar más rápidamente procesos que antes hacíamos con lo que ahora parecería una lentitud extrema, sino que además nos plantea si debemos seguir haciéndolos a la manera tradicional. Este hecho abre un intenso debate en el mundo de la gestión pública, como podría ser el voto digital para facilitar al ciudadano todo este ritual de acercarlo al colegio electoral para validar su opción o, a nivel de partido, votaciones asamblearias o de tipo interno. Se trata, dice, de ‘repensar los procesos’. En sus  palabras ‘Internet es mucho más que una herramienta; Internet es un nuevo país’.

¿TE HA RESULTADO INTERESANTE? COMPÁRTELO EN

  • fb_icon
  • twitter_icon
  • linkdin_icon
icon_3Ver otras publicaciones sobre Territorio