Tag Archives: 3G

Telefónica refuerza este verano el servicio móvil en municipios turísticos de Cataluña

Mejor cobertura y más alcance. Con este objetivo Telefónica ha ejecutado un plan de refuerzo del servicio de telefonía móvil en Cataluña que incluye mejoras en la cobertura móvil 4G y 3G, además de la instalación de nuevas infraestructuras de telecomunicaciones.

En este contexto, se ha ejecutado un plan de refuerzo y se han optimizado la cobertura móvil en todos los destinos turísticos de interior y playa, mejorando de este modo los servicios de voz y datos. Los trabajos se han realizado durante todo el año con el objetivo de garantizar que el 100% de municipios estuvieran a punto al comenzar la temporada turística, en la que se prevé que se multiplique por siete el tráfico de datos registrado el pasado verano.

En este sentido, Telefónica ha invertido desde el pasado verano 34 millones de euros en mejorar la capacidad de las estaciones de telefonía de los municipios más turísticos del territorio, para soportar la demanda de cobertura que se produce en estas fechas. Y es que, en verano, las localidades costeras catalanas triplican su población, lo que provoca que también se incremente sustancialmente el tráfico de llamadas y el consumo de datos móviles.

En conjunto, estas actuaciones han permitido optimizar la cobertura de alta velocidad sobre tecnología 4G con el despliegue de una tercera portadora de LTE en la banda de 2600 MHz, lo que proporciona un ancho de banda de 20 MHz adicional para el servicio de datos móviles.

 En paralelo a estos trabajos, Telefónica ha preparado la red móvil durante los últimos meses para poder incrementar la capacidad disponible en la banda de 900 MHz en 3G, de forma que se obtenga una mejor propagación y cobertura para los usuarios, y además se ha modernizado la planta de estaciones base y de controladores radio. Así, las actuaciones van desde el despliegue de nuevos nodos 4G (en varias bandas de frecuencia) hasta la ampliación de la capacidad en nodos 3G ya existentes. Además, se han planteado alternativas para afrontar las interferencias exteriores que puedan afectar durante el período estival.

Por ello, Telefónica ha realizado trabajos de ampliación de equipos en la mayoría de localidades costeras, pero también en otras de interior. Son ejemplos Roses, Begur, Palamós, Blanes, Platja d’Aro, Lloret de Mar, Cambrils, Salou, Deltebre, Pineda de Mar, Sitges, Ametlla de Mar, Malgrat de Mar, Calella o Vilanova i la Geltrú.

Telefónica también ha introducido mejoras en Barcelona y en el resto de capitales catalanas, así como en los principales municipios.  El plan de refuerzo de las infraestructuras en estas poblaciones optimiza la cobertura móvil y mejora significativamente la calidad del servicio, permitiendo más usuarios simultáneos.

Girls using digital tablet on blanket at beach
Girls using digital tablet on blanket at beach

Recomendaciones para alargar la vida de las baterías

batII_def

Como ya comentamos en el artículo ¿Por qué las baterías de los smartphones duran tan poco?, las tecnologías de las baterías no progresan tan rápido como los microprocesadores, y el foco de los fabricantes de baterías es el coste de producción más que la eficiencia en estos momentos. Pero el usuario sí puede minimizar los impactos que tienen las nuevas prestaciones en la duración de la batería.

La mejor recomendación para alargar la vida de la batería es desinstalar las apps que no se usan, algunas ya preinstaladas en el terminal, porque podrían estar consumiendo batería sin dar servicio alguno al usuario, especialmente en smartphones de sistema operativo Android. Y es fundamental cerrar todas las aplicaciones cuando no las usemos, porque de lo contrario siguen activas en la sombra.

Pero también hay muchas otras medidas que puede adoptar cada usuario para alargar la autonomía de las baterías. El brillo de la pantalla, por ejemplo, es el principal consumidor de batería, así que podemos ganar muchos minutos de uso reduciéndolo al mínimo o activando el brillo automático. También es muy útil desactivar los servicios de localización cuando no son necesarios, así como las conexiones GPS, Bluetooth, wi-fi, o 3G/4G cuando no se utilizarán, evitando que el móvil esté constantemente buscando redes y, por lo tanto, consumiendo energía inútilmente.

Por otro lado, es recomendable elegir conexión wi-fi, cuando nos permiten hacerlo entre ésta y 3G/4G. Deberemos también evitar la sincronización automática de los buzones de correo, calendario, contactos y demás aplicaciones. También estiramos la autonomía desactivando las notificaciones push (aquellos avisos que alertan de nuevos mensajes en redes sociales o de cualquier novedad en cualquier otra aplicación) porque consumen energía; así como el sonido de las notificaciones o el teclado.

A pesar de ello, como la mayoría de los teléfonos usan baterías de litio, los usuarios no necesitan esperar a que estén absolutamente agotadas antes de recargarlas. Pueden hacerlo cuando quieran, aunque recomiendan que se complete un ciclo una vez cada mes, que significa cargarla al 100% y luego dejar que se agote por completo antes de volver a empezar la carga. Lo que sí es perjudicial es el hecho de mantenerlas cargándose toda la noche; como solemos hacer casi obligados por la longevidad de poco más de doce horas de autonomía que nos dan, ya que no es bueno que reciban energía una vez completada la carga.

¿Por qué las baterías de los smartphones duran tan poco?

mobils_DEF

Las baterías son, aún hoy en 2014, la mayor fuente de quejas de los usuarios de teléfonos móviles, aunque las razones han cambiado con el tiempo. Al principio el problema era el terminal, el primer teléfono móvil (1G) consumía un montón de energía y las baterías eran tremendamente grandes. La segunda generación de teléfonos móviles (2G) son terminales compactos con circuitos mejorados  y densidad de las baterías (de iones de litio) de larga vida, con más de 1-2 semanas al principio del año 2000.

El aumento de la transferencia de datos vía móvil, como mails, archivos, juegos, búsqueda en internet, etc., ha empujado a la industria de telecomunicaciones a desarrollar el 3G, una red con mayor capacidad de 384Kbit/s frente a los 1Kbit/s que tiene la red 2G. Pero estas importantes mejoras, también han requerido el uso de tecnologías más complejas que requieren mayor cantidad de energía para conectar con la red móvil.

En 2007 los teléfonos móviles han cambiado radicalmente en términos de uso con la aparición de los sistemas operativos IOS y Android. Como el dispositivo tiene una pantalla color más grande y un procesador más complejo para usar las aplicaciones, la vida de la batería ha decrecido radicalmente a un solo día en muchos casos. La popularización de aplicaciones de mensajería instantánea y videollamadas, que obligan al teléfono a conectarse con más frecuencia a la red para ser capaz de recibir todos los mensajes, obligan al usuario a sacrificar batería para poder estar permanentemente conectado. Investigaciones hechas en Telefónica, han descubierto que manteniendo activadas este tipo de apps se consume en algunos casos hasta 10 veces más batería.

En esta línea, los investigadores de Telefónica están estudiando cómo las nuevas versiones de Android y FirefoxOS pueden ser alteradas para ejecutar versiones más ligeras de las aplicaciones en el teléfono, intentando aislar la complejidad en la nube de Telefónica, evitando así que ésta agote la vida de la batería móvil.

A esto responde Telefónica impulsando dos tareas: adaptando la configuración de la red y adoptando nuevas tecnologías, tales como la consecución de una mayor rapidez en pasar del estado activo al estado de reposo (3G) y el empeño en su impulso al despliegue de 4G/LTE que ha conllevado numerosas mejoras por lo que respecta al uso de la batería.

La principal característica de 4G que trae la mejora de vida de la batería se llama DRX – basada en la recepción discontinua que ya utilizaban tecnologías anteriores cuando el dispositivo se encontraba en estado de reposo. La diferencia ahora es el mantenimiento de la recepción discontinua con el dispositivo en estado activo. En estado de reposo los smartphones no usan recursos de radio, mientras que en el estado conectado sí los utilizan y el consumo de batería es muy alto debido a la comunicación entre el terminal móvil y la red. En lugar de estar continuamente conectado a la red esperando mensajes, el teléfono se “apaga” ciertos intervalos de tiempo sin impacto para el usuario.

A pesar de todo esto, las tecnologías de las baterías no progresan tan rápido como los microprocesadores, y el foco de los fabricantes en este momento es el coste de producción más que la eficiencia.